26 mayo 2013

Cuatro postes




1 comentario:

Clochard. dijo...

Nada como la buena mano del hombre para apreciar la belleza y no cegarnos con el resplandor de lo inalcanzable.

Salud.