28 agosto 2012


2 comentarios:

Ángela dijo...

Potentes imágenes.
Me recuerdan a los recortables de mi niñez, pero a estas figuras tuyas no solo habría que vestirlas, sino que necesitan también las caras, las almas, lo necesitan todo. Están tan despojados de todo que solo queda ya su silueta. ¿Adónde han ido, qué ha sido de sus sonrisas, de sus miradas, de sus arrugas?
Potentes imágenes.

[sic] dijo...

Alguien ha debido pensar igual que tú y ha intentado insuflar algo de vida en las siluetas. Ha sido peor el remedio que la enfermedad, la mueca de la pareja es macabra.