04 junio 2012

4 comentarios:

Alberto Granados dijo...

Ego te absolvo peccatis tuis in nomine.... Se me hace tan fuera de tiempo el concepto de pecado que me parece de una era geológica antigua. ¿He cambiado tanto yo o es la sociedad?

AG

[sic] dijo...

Mira la mano nerviosa esperando una víctima...
A nuestra generación, no digamos a las anteriores, nos tenían controlados empleando métodos refinados. La confesión era el más sofisticado.
Ahora, tarde, caemos en la cuenta de aquellas tropelías.

Sap. dijo...

.
Estos módulos-confesionarios serían perfectos para, enganchados y dispuestos sobre raíles, convertirlos en atracción de feria. "Viaje al Infierno", podría llamarse el negocio.

:-)

[sic] dijo...

¿Y a quién pondríamos dentro, Sap?